13.10.14

CRÓNICAS DE SITGES (XVIII): FIRESTORM



Al igual que en la edición anterior, la cosecha oriental de este año no ha dado demasiadas alegrías y ningún peliculón. Entre lo más destacable, para mi gusto, se encuentra este thriller de acción imparable que gira alrededor de un policía incorruptible enfrentado a una sangrienta banda de atracadores que actúan casi como terroristas. Un topo infiltrado con hija autista y un antiguo compañero de colegio que colabora con la banda añaden toneladas de drama y tensión al asunto. Construida para mayor gloria de Andy Lau interpretando a un personaje capaz de todo y que parece indestructible. Andy Lau ya empieza a ser un actor viejuno, pero qué más da, porque si bien no se trata de un peliculón, sí que me dejó boquiabierto en las escenas de acción, especialmente las automovilísticas, al mismo tiempo que su climax final se decanta hacia el cine catastrófico de una manera espectacular. Me divertí mucho con ella.