6.10.14

CRÓNICAS DE SITGES 2014 (V): HOUSEBOUND


Divertida película neozelandesa entre el terror, el suspense y la comedia que está bastante divertida y ofrece unas cuantas risas. Es curiosa entre otras cosas porque todo parece indicar que entra de lleno en el género de las casas encantadas pero da un par de giros bruscos, uno de los cuales me encanta y que consigue vencer mi inicial antipatía hacia la joven protagonista. En realidad resulta bastante coral y algunos de sus secundarios tienen su gracia, desde una madre atontada a su más atontada pareja, pasando por el delicioso Eugene, a mi juicio el gran acierto de la peli. Todo el tramo final es muy divertido, lástima que con tanto requiebro quede la sensación que sería mejor si no se hubiera demorado tanto por la primera senda, pero bueno. El humor neozelandés vuelve a mostrarse, tras el Peter Jackson de los buenos viejos tiempos, como una curiosa variación del inglés contaminado por un tono cafre y pueblerino.