18.10.14

CRÓNICAS DE SITGES 2014 (XXIX): THESE FINAL HOURS



Curiosa aportación al tema del fin del mundo, entre otras cosas porque es una especie de modesta revisión de Melancholia en clave surfera y australiana, muy alejada por tanto del preciosimo burgués de Trier y, por desgracia, de su mala leche; a cambio, un inicio que promete más violencia de la que luego hay, una correcta descripción del caos y una rave del Apocalípsis que es lo mejor de la función, pero poca cosa más. En definitiva, que se deja ver y no molesta, pero no es nada del otro mundo. Sigo sin entender porqué el cachas protagonista se llevó el premio al mejor actor.