22.10.08

SIGUIENDO EL RASTRO DE JOHN LIU

Juanito Líos, uno de los iconos clave de este Blog Ausente, ha sido (como era lógico) lo primero que me decidí a localizar en la hemeroteca digital de La Vanguardia. Mis pesquisas sobre el director de Made in China van a trancas y barrancas, pero siempre está presente. Veamos, pues, los tres resultados que arrojaron las búsquedas:


Aquí, si se fijan, le tenemos en la parrilla televisiva del 21 de febrero de 1983, de cuando sólo había dos cadenas y se hacían desconexiones autonómicas. La fecha, por cierto, es muy próxima al rodaje de su obra maestra en tierras catalanas, la ya mentada Made in China. En el programa Tot i més se anunciaba la presencia de: "John Liu, campeón mundial de Karate y amigo de Bruce Lee". Conociendo al personaje, me permitirán que dude de lo segundo. Tengo razones, y alguna de ellas se narran en la noticia de su detención aparecida el 21 de diciembre de 1991. No saben lo feliz que soy pudiendo dar fechas y datos concretos y no de segunda mano. La noticia entera pueden leerla aquí, aunque me permito colgar unos fragmentos.
UNA RED CORROMPÍA A JÓVENES PROMETIENDO
PAPELES EN EL CINE

La corona de Kan y un papel de protagonista en una película de artes marciales eran los promesas realizadas por una red de corrupción de menores.
BARCELONA. (Redacción.) -
Los Mossos d'Esquadra han detenido a cuatro personas por presunta corrupción de menores y delitos relacionados con el proxenetismo. Los arrestados prostituían a las jóvenes tras reclutarlas en "castings" para participar en películas de artes marciales que se filmarían en Taiwán.
El principal encartado por la Brigada de Menores tiene por nombre John Chung Liang Liu. Este personaje nació en 1951 en China, pero tiene pasaporte francés y reside en Comarruga. Según la información facilitada por los mossos mediante una nota oficial, en su domicilio se "realizaban castings", en los que, en teoría, se buscaban chicas para participar en películas de artes marciales, que debían rodarse principalmente en extremo oriente. En su domicilio se decomisó vídeos, revistas, fotografías, cámaras fotográficas y útiles para la práctica de las artes marciales. Las mismas fuentes señalaron que abusó de varias jóvenes y que a otras las envió fuera de España. El promedio de edad de las chicas estaba entre 15 y 17 años. Buscaba jóvenes que tuvieran las características de las modelos profesionales, aunque no acudía a las agencias oficiales.
Además, John Chung Liang Liu decía ser el heredero de la corona de una isla llamada Kan, y aseguraba a las chicas que buscaba a una joven para casarse con ella y tener un heredero para su corona y su isla.
(...)
Agentes de la Brigada de Menores de la policía autonómica les detuvieron el pasado día 16, y les pusieron a disposición del juzgado de El Vendrell y del 21 de Barcelona. Todos los detenidos han ingresado en prisión, según la información policial.
Además de la casa de Comarruga, los Mossos efectuaron registros en dos locales en Barcelona, donde intervinieron documentación relativa a las actividades de los detenidos. Las investigaciones de la policía autonómica han determinado que esta red de corrupción de menores venía actuando en Cataluña desde hace tres años, aproximadamente.
Según la nota oficial, de las diligencias se desprende que todos los detenidos habían participado en la captación de menores. Asimismo, los Mossos han denunciado presuntos delitos de corrupción de menores y de prostitución; hechos que además podrían tener relación con una red que tiene conexiones internacionales. Algunas chicas han sido localizadas en Taiwán, donde siguen introducidas en el circuito de estas películas.

Lo de la Corona de Kan es, ciertamente, espectacular. John Liu, experto en artes marciales que se vino a Europa para hacerse con el trono de Bruce Lee y que se labró una falsa historia como maestro del kung-fu para agentes de la CIA se hacía pasar, años más tarde, por príncipe asiático. Cinco años más tarde, en septiembre de 1996, se celebró el juicio.
TRIBUNALES
SEIS MESES DE MULTA POR COLABORAR EN EL ABUSO DE MENORES
ROSA MARIA BOSCH
TARRAGONA.- La Audiencia de Tarragona condenó ayer a seis meses de multa, periodo durante el cual pagará mil pesetas diarias de acuerdo con el nuevo Código Penal, al barcelonés Antonio Pérez Seguí por actuar como cómplice de dos delitos de abusos sexuales a menores. El principal acusado y autor de los abusos, denunciado por seis menores, es el chino John Chung Lian Liu, que se encuentra en paradero desconocido.
Los hechos se remontan a 1987, cuando John Chung llegó a Barcelona, donde encargó a Pérez que reclutase a jóvenes, de entre 16 y 19 años, con el pretexto de convertirlas en estrellas de cine. A la postre, las chicas, muchas de las cuales eran menores, acababan en Taiwan para rodar películas de carácter pornográfico.
Las jóvenes preseleccionadas debían someterse a sesiones fotográficas y de video en un chalet de Cheng en El Vendrell. Las que superaban la prueba pasaban dos meses aprendiendo supuestas técnicas cinematográficas. Durante este periodo, “las jóvenes eran objeto de continuas insinuaciones de carácter sexual por parte de John Chung, que aprovechaba cualquier oportunidad para hacerles tocamientos de todo tipo, que filmaba sin el consentimiento de las menores y con el fin de utilizar el material en películas eróticas”, relata el ministerio fiscal.
Las jóvenes advirtieron de los acosos de Chung al otro acusado, quien respondía que debían acceder a las peticiones del chino si querían triunfar en el cine. Finalmente, ofrecían a las chicas la posibilidad de firmar un contrato de trabajo por un periodo de 17 años y viajar a Taiwan para rodar una película de aventuras y acción, aunque en todos los casos se trataba de filmes pornográficos.
(fuente)

Además de su afición al toqueteo de muchachas, he resaltado que John Liu ya estaba en paradero desconocido. Eso sitúa su periodo presidiario entre 1992-1996, que es bueno acotar por aquello de los autocares especialmente fletados por escuelas de artes marciales del extrarradio barcelonés para recibir clases del inventor del Zen Kwon Do y la patada patrás; estas actividades docentes sin duda le permitieron reducir su prisión preventiva a la espera de juicio y salir por patas rumbo a Hong Kong a las primeras de cambio, finiquitando así su periplo catalán, que se había iniciado antes del año 1987 que se cita en la noticia: la prueba la tienen al inicio de esta entrada, con su aparición en la televisión de sobremesa, o, por supuesto, con la primera coproducción hispano-hongkonesa de la historia rodada en una maravillosa Costa Brava que tan pronto era el corazón de áfrica como el cuartel general de la CIA: Made in China, obra maestra del kung-fu de derribo.

1 comentario:

vilma lopez dijo...

maestro jhon espero que este arrepentido de todo lo que hizo en su vida y encuentre paz en su alma apesar de esto sigo siendo una admiradora de su kungfu hasta el dia de hoy vilma lopez de peru