14.10.14

CRÓNICAS DE SITGES 2014 (XXIII): BURYING THE EX



A Joe Dante hay que quererle mucho y entregarle todo nuestro afecto, más ahora que su tiempo ha pasado. Hubo quien manifestó decepción y calificó de poca cosa su última película por no estar a la altura de lo mejor de su filmografía. Una cosa muy injusta. Buryng the ex es una película muy sencilla, sí, pero eso es virtud y no falta porque es tremendamente honesta. Su argumento es un clásico de los cuentos de miedo populares: la novia resucitada y celosa, y Dante la afronta con mucho sentido del humor (en ocasiones muy negro) y me atrevería a decir que frescura, aunque ésta le venga más por defecto, rodeada de películas indies que rehuyen toda ligereza. Dante firma sus películas como siempre lo ha hecho (y que tanto han imitado), con televisores que emiten clásicos de la serie bé que van de lo obvio, como Plan 9 from Outer Space o La noche de los muertos vivientes, a lo sutil, con las Gore Gore Girls de Herschell Gordon Lewis o nada menos que La frusta e il corpo de Mario Bava, demostrando ahí que su reparto de guiños no es gratuito y sí consciente de que una historia sobre novias resucitadas puede ser, en estos tiempos tan tristes, toda una incorrección. De hecho, algunas escenas remiten directamente a los tebeos de miedo de la EC y viñetas concretas como las dibujadas por Johnny Craig en Till Death, Dante se crió leyendo Famous Monsters y sigue enarbolando su espíritu como bandera; ante una actitud tan heroica sólo puedo que postrarme a sus pies y rendir la debida pleitesía.