26.10.04

14 Razones para amar desaforadamente El baile de los vampiros



Comentaba hace bien poco que nada más conocer la aparición del deuvedé de El baile de los vampiros salí disparado para hacerme con ella. No sólo eso. El domingo le concedí prioridad absoluta al visionado ya que, pese a haberla visto en innumerables ocasiones, tenía muchas ganas de recuperarla. Disfruté mucho y sigue siendo una de mis películas favoritas, de aquellas que uno incluiría en una lista de 25 para llevarse a una isla desierta. Las razones: unas cuantas. En plan veloz me han salido catorce y seguro que hay muchas más.

1. Fue la primera película que me dio miedo de pequeño. Y es uno de los recuerdos más lejanos que tengo. Yo era muy pequeño (seis años a lo sumo) y cuando aparece por vez primera el conde Von Krolock y desciende desde la claraboya para vampirizar a Sharon Tate yo me cagué vivo y me puse a llorar. Mi abuela, que era quien tuvo la feliz idea de entrar en la sala, tuvo que sacarme de allí.



2. Y me dirán ustedes: ¡Pero si es una Comedia! Cierto, una parodia de un género, el vampírico, que precisamente por esos años se hallaba en su máximo esplendor gracias a la Hammer. Es cierto, pero es quizá el único caso (ahora no se me ocurre otro) en el que la parodia de un género funciona perfectamente como película del género en sí mismo. ¡Qué coño! Si es que es un raro caso en que la parodia se convierte en una de las obras maestras de lo parodiado en sí mismo. El Baile de los Vampiros es una de las mejores películas de vampiros de la historia del cine pese a ser una comedia. De hecho, algunas escenas tomadas aisladamente funcionan a la perfección como escenas de terror: la irrupción del conde antes comentada o la resurrección de los vampiros que acuden al baile son buenas muestras de ello. Y como película sobre vampiros...

3. Pues eso, es una película de vampiros. Aunque se ha hecho mucha mierda con ellos los vampiros molan tanto como molan los zombis caníbales o los monstruos gigantes. Quizá demasiado a menudo se les ha querido dar un plus sobre al resto de criaturas infernales, y bueno es reivindicar a las otras, pero, coño, vampiros. Los vampiros molan.

4. ¡Y qué vampiros! El Conde Von Krolock da el pego, pero es que luego hay un par de docenas más la mar de decrépitos, apolillados, viejos. Con olor a naftalina. Con telarañas. Vampiros añejos salidos de sus tumbas para disfrutar de un buen rato de minué y de un buen festín (Sharon Tate).

5. Sharon Tate. El productor la propuso como protagonista femenina a Polanski y éste aceptó. Desfraciadamente no tuvo tiempo de hacer mucho más primero por el embarazo y luego por la Manson Family. Lo cierto es que está guapísima, casi siempre rodeada de espuma y jabón, pelirroja y pálidamente vampirizada.

6. Jack MacGowran como Profesor Abronsius. Todo un descubrimiento; un actor de filmografía escasa y siempre de secundario que borda el papel de sabio despistado, de teórico del vampirismo puesto en tareas prácticas con tendencia a la congelación. Tampoco le dio tiempo a hacer demasiadas cosas más, y ninguna como ésta.

7. Roman Polanski. Supongo que la muerte de Sharon le dejó fuera de lugar, quizá para siempre. Sus primeras películas son, de largo, las mejores: Repulsión, La semilla del diablo, Chinatown y ésta en la que, además, es el coprotagonista, Alfred, el alelado y jovencito ayudante del Profesor. Y como actor de comedia no lo hace nada mal. Y hay mucha química con el profesor.

8. Koukol, el jorobado. Claramente inspirado en el Lon Chaney de Notre Dame, visualmente me parece buenísimo verlo con las piernas separadas agarrando el hacha y cubriendo la cripta donde duermen los vampiros. Una imagen que es casi casi de dibujo animado.

9. El splastick visual. El humor mudo que no necesita palabras. La película es muy generosa en este aspecto y se permite muchos homenajes al cine silente: desde la aceleración del movimiento (que, por extraño que parezca, no molesta nada) hasta la escena en que con un telescopio el profesor Abronsius contempla cómo Shagall asedia a la criada mientras su esposa llora el paso de su marido a la Legión de No Muertos. O el paseo por las alamedas del castillo.

10. Las sutiles variaciones que practica sobre el vampirismo. No molestan, son inteligentes y en su momento muy originales. La primera, Shagall, el judío amo de la posada que, una vez convertido en vampiro se queda tan ancho cuando le muestran una cruz. No hacen falta palabras, con un simple movimiento despectivo aporta toda una novedad: “Aparta eso, no me afecta, no ves que soy judio” parece decirnps . La segunda: el vampiro clara y abiertamente gay (protagonista de una larga y divertidísima escena).

11. Komeda, Krzysztof. Otro que la palmó poco después. Malditismos a parte, el responsable de la banda sonora. Y menuda partitura: del humor a unos pasajes tenebrosos como ellos sólos, generoso en estremecedoras y evocadoras letanías corales. Mucho del genuino ambiente de película de terror está en la música. Polanski se lo trajo de Polonia y en La semilla del diablo le regaló, de nuevo, una banda sonora para el recuerdo. Corre por ahí una edición conjunta de ambas que es para relamerse.

12. La ambientación, magnífica. Transilvania es ese lugar mítico que todos imaginamos. Los lobos aullan en la lejanía. La taberna y los lugareños son como han de ser. Las montañas de decorado, al fondo, hermosas. La fotografía, pálida como la piel de un vampiro. Los trajes. Todo.

13. La nieve. Lo comenté al hablar de El largo silencio. La nieve, los desérticos páramos helados, me inquietan, me parecen decorados perfectos para una película de terror. Aquí Polanski se regocija jugando con esa sensación.

14. El final, acompañado de la lapidaria frase del narrador. No voy a explicarlo, pero me encanta.



***

Actualización a 24/02/05 para evitar el borrado de comments por parte de Haloscan

Hombre, maestro Spauld, el Dracula de Coppola tiene sus cosas muy buenísimas, toda la parte visual, vaya. Pero el guion del tal Hart tiene momentos que en su momento me mosquearon (que quieren, tenía 15 tacos entonces) y ahora me dan risa: ese Van Helsing histérico y sobre todo, sobre todo, esa historia de amor Mina-Drácula que parece sacada de Moulin Rouge (sin cantar, afortunadamente) de puro ñoña y cursi. He de reconocer, eso sí, que puede tratarse de un prejuicio mío. No en vano, si voy a ver una película llamada 'Dracula de Bram Stoker', espero ver precisamente eso, no un culebrón romanticoide. Vamos, que casi que me quedo con Entrevista con el Vampiro. Un saludo.gideon stargrave 10.27.04 - 10:54 pm #

poir cierto, lord abscence, ¿el dvd del baile tiene subtítulos en castellano? Que uno ya no sabe, con estas políticas tan raras de las distribuidoras.gideon stargrave 10.27.04 - 10:56 pm #

Apreciado Stargrave. Vuélvala a mirar esa del Coppola. Vale la pena. Tiene su parte romántica, pero a cien años luz del Moulin Rouge de la Kidman. Aparte, que la novela original, si, esa , de la Bram Stocker, pues tiene su parte ROMANTICA de manera bastante clara. Muy clara, vaya. Pues no es de extrañar que Coppola la titulara "Dracula de Bram Stocker". Digo yo, vaya.Spaulding Homepage 10.27.04 - 11:16 pm #

¿Qué quiere que le diga? La de Coppola la vi hace cosa de un mes, y fue cuando me entró la risa floja. Y sobre el romanticismo de la novela, tampoco lo tengo demasiado claro. Por lo que yo recuerdo, Bram Stoker pinta a Drácula como un monstruo total, inhumano, que se traslada a Londres no para encontrar a su amor reencarnado bla, bla, bla, sino para poder tener más variedad a la hora de comer. Y su relación, tanto con Lucy (por cierto, Sadie Frost, otro acierto de la película de Coppola),como con Mina, se caracteriza por su frialdad, su inhumanidad. O sea, que si el Conde muerde a Mina, no es porque sea su querida Elisabetha etc, etc, sino porque así se alimenta y de paso, putea a sus adversarios. Ya le digo, la única relación romántico-amorosa que recuerdo en la novela es la de Jonathan y Mina (que tampoco hay por donde cogerla, por cierto). Un saludogideon stargrave 10.27.04 - 11:29 pm #

Y que conste en acta (pa no rallar más con el dracula de marras): el primer tercio del Dracula de Coppola me parece estupendo, tanto por guión como por riqueza visual. Pero despues, con esa historia de amor, prefiero olvidarme de los oceanos de tiempo y demás, y quedarme con esa riqueza de imágenes que es, para mí, la gran baza de este Drácula. Y paro ya, que el tema puede hacerse cansino. Un saludo!gideon stargrave 10.27.04 - 11:32 pm #

Gideon: sí, está subtitulada.absence Homepage 10.27.04 - 11:49 pm #

Una gran película. Con esto de Halloween, que a mí esta americanada me llega desde pequeñajo, por estas fechas me estoy viendo pelis únicamente de terror. Esta me la reviso este finde, que me ha dado el gusanillo.Óscar Alarcia 10.28.04 - 12:21 pm #

Y por cierto, leyendo eso de las parodias sobre un género que resultan mejores o grandes representantes de ese mismo género, me han venido a la cabeza películas de suspense como "Un cadáver a los postres" o "Cluedo", que te partes y te retuerces por la intriga en el sillón a partes iguales.Óscar Alarcia 10.28.04 - 12:31 pm #

La de Coppola es una ful, que le dicen en mi barrio. En guión, en realización, y sobre todo, en la estética.Puede ser también que para mí Drácula es El Libro y no soporto que alguien me cuele ESO como adaptación. Cosas mías.La banda sonora es la polla, eso sí.Adrián Homepage 10.28.04 - 1:15 pm #

Yo también tenía una abuelita perversa que me llevaba a ver penículas de terror en los 70. Me desmayaba siempre. Consecuentemente, enseguida me hice adicto al Vampus y Rufus, y sobre todo, a Vampirella. Aquellos tiempos tenían Garbo.Ricardo Homepage 10.30.04 - 4:20 am #

Vaya hombre, como yo.absence Homepage 10.30.04 - 8:30 am #

Breve (y por decir algo):- El Baile. Maravillosa en lo visual. Estupenda banda sonora. Se me atraganta el humor tontorrón y para mí le hace perder puntos.- Drácula de Coppola. Muy interesante en lo visual. Cargante y empalagosa en su traición de la novela. La próxima vez que la vea pienso saltarme escenas enteras a cámara rápida.superdiscochino 10.30.04 - 4:30 pm #

Totalmente de acuerdo con Gideon sobre lo que comenta del Drácula de Coppola y el Drácula de Stoker. Visualmente, la de Coppola es brillante, pero la historia y personajes dejan que desear (a Keanu Reeves habría que excomulgarle, la historia de amor es empalagosa, el terror casi no existe, Drácula es más un galán que un cruel chupasangre, Van Helsing es sosísimo...).Esta comedia de Polanski me parece muy divertida. Una delicia. La llegada de Polanski y el profesor, congelados, a la taberna aquella es tronchante. Y su diseño de producción es impresionante.Agente Cooper Homepage 10.31.04 - 4:10 pm #

5 comentarios:

Anónimo dijo...

I’m not that much of a online reader to be honest but your blogs
really nice, keep it up! I'll go ahead and bookmark your website to come back down the
road. Cheers

Review my site ... do choi oto

Anónimo dijo...

Oh my goodness! Amazing article dude! Thank you, However I am having troubles with
your RSS. I don't know the reason why I can't join it. Is there anyone else having
similar RSS problems? Anyone that knows the answer will you kindly respond?

Thanks!!

Feel free to surf to my site: contract wars gp hack kongregate - -

Anónimo dijo...

What's up mates, nice paragraph and fastidious arguments commented here,
I am genuinely enjoying by these.

my web site: What is Forex trading

Anónimo dijo...

We absolutely love your blog and find nearly all of your post's to be just what I'm looking for.
Would you offer guest writers to write content for you?
I wouldn't mind composing a post or elaborating on a number of
the subjects you write about here. Again, awesome web site!


Review my web-site ... phen375 buy online

Anónimo dijo...

Great post.

Feel free tto visit my weblog ... online video links