10.10.10

CRÓNICAS DE SITGES 2010 (VIII): CARNE DE NEÓN


Reconozco que no me lo esperaba: Carne de Neón es fantástica, uno de los filmes con más ritmo vistos en lo que llevamos de Sitges. Cuando se dice que es un Guy Ritchie a la española se dice lo correcto, es así, pero se pueden decir más cosas, y todas buenas. Por ejemplo, que pese al referente británico el lumpen que describe es el nuestro. La factura de producción es estupenda. El guión consigue algo tan poco habitual como mantener su alto listón desde que comienza hasta que acaba. Los actores están todos magníficos, y es de rigor destacar a Ángela Molina y también a su protagonista, Mario Casas, todo un descubrimiento para quien esto escribe; su actuación es clave porque si el papel llega a caer en manos de un guapito televisivo la cosa se hunde. La película, pese a toda la violencia que contiene, acaba por ser una historia sobre padres e hijos, aunque no hay peros posibles: durante su primera media hora andaba yo alucinado por lo dicharachero de su sordidez, sin rastro de lija de corrección. Muy recomendable.

4 comentarios:

Anonymous dijo...

<span>La ponen muy bien a esta película la prensa en general. Yo ya he visto fuera de Sitges Black Death y Monsters. La primera es decente y la segunda me encantó. Espero tu opinión.</span>
<span></span>
<span>Te dejo mi blog por si te quieres pasar: http://elantepenultimomohicano.blogspot.com</span>
<span></span>
<span>Emilio Luna</span>

Ismael dijo...

<span>El caso es que Mario Casas ES un guapito televisivo.</span> El éxito le vino por su participación en 'Los hombres de Paco'

zumbarte dijo...

No pude verla en Sitges, pero veo que también habrá dos pases en el Festival de cine europeo de Sevilla. Como estoy por la capital andaluza, intentaré verla.
Por cierto, que diferencia de precios con Sitges. 3 euros la entrada y abonos para estudiantes de 20 euros por 27 pelis.
zumbarte

sofia martínez dijo...

Es buena, la peli es entretenida pues aborda
el tema del negocio del sexo desde un punto bastante entretenido, logra
dejar una buena impresión al público pero creo que le faltó un poco más de
realismo.