27.10.13

CRÓNICAS DE SITGES 2013 (XXXVIII): THE BATTERY


Me gustó mucho esta aportación absolutamente indie a la temática zombi. Ya de entrada, me pareció fascinante la idea de que alguien busque abstraerse del caos escuchando música por unos auriculares cuando el caos es un apocalipsis zombi. En realidad la película más que una historia de supervivencia es una historia sobre la forja de una amistad entre dos personas muy diferentes, un valiente extrovertido y un abstraído introvertido, entre un bate de beisbol y un walkman, entre lo físico y lo ensimismado.  Me encanta la escena de la masturbación (que debe pasar a la historia de Grandes Momentos de lo Zombi), ese enamoramiento imbécil a través de walkie-talkies que hace evidente que no queda sitio para el amor o el contraste entre los espacios naturales de la primera parte y la claustrofobia de la media hora final. El último plano también puntúa alto. Una película muy curiosa, indie hasta las trancas pero aún así con una visión muy original de lo zombi y del apocalipsis interior.