25.10.13

CRÓNICAS DE SITGES 2013 (XXIX): PASSION


Me enfurece cierto ensañamiento que percibo hacia la última película de Brian de Palma cuando en realidad deberíamos aplaudir todos tamaña fidelidad a su obra y universo tras cinco años sin película. Passion parte de una intriga entre altas directivas de una empresa de publicidad para ir a esos terrenos que tantos disfrutamos: mujeres con gafas de sol y chaqueta de piel, doppelgangers juguetones (de la gemela a la máscara), fetichismos subidos de tono, puntos de vista literales, tramas imposibles y dobles pantallas que se hacen triples. El punto álgido es precisamente esa doble pantalla al mismo tiempo fea y fascinante que combina un asesinato con una actuación de ballet. Podría pasar horas viendo esa escena hipnótica. Si te gustan Doble Cuerpo, Femme Fatale o En el nombre de Caín, felicidades, ésta es de ese Brian de Palma loco y genial.