23.10.13

CRÓNICAS DE SITGES 2013 (XXV): A GLIMPSE INSIDE THE MIND OF CHARLES SWAN III


No tongo dudas respecto al premio a la película más irritante vista en este año en Sitges. Roman Copola, hijo de Francis y hermano de Sofia, despliega la crisis vital, amorosa y de los cuarenta de un publicista interpretado por Charlie Sheen. Todo y que de entrada parecía que la cosa podía tener su gracia, no pude empatizar menos con lo narrado, seguramente porque ni siquiera su director empatiza con el drama que quiere explicar. Esta comedia que hace guiños forzados al humor absurdo con sus sueños de féminas poderosas y su modernez pedorra me suena a absoluta impostura, no puedo evitarlo; y encima comete la osadía de desaprovechar la presencia de Bill Murray. En fin, pasemos página.