17.10.13

CRÓNICAS DE SITGES 2013 (XVIII): BIG BAD WOLVES


Aupada al hype por Tarantino, que hace cuatro días dijo que se trataba de la mejor película del 2013, la israelí Big Bad Wolves es otro de los grandes títulos de este año. Thriller de venganzas alrededor del caso de un pederasta asesino de niñas y también comedia negra y violenta, la película permite una lectura subterránea sobre una sociedad tan enraizada en la violencia sin sentido como la israelí. No oculta la crítica social, e incluso la subrraya por si acaso no se entienden los chistes racistas de algunos de sus negros personajes, no deja de ser una sangrienta parábola sobre cómo la venganza y el maltrato físico como cultura no lleva a ningún sitio.Tarantino quizá exagere un poco en su opinión, pero es evidente que se trata del cine que le gusta, generosa ración de tortura incluida.