7.10.11

CRÓNICAS DE SITGES 2011 (IX): HAUNTERS



Mi segundo gran disfrute de Sitges 2011 lo he tenido esta tarde con la coreana Haunters. Lo de los coreanos empieza a ser tremendo y esta es otra muestra, y en este caso poco pretenciosa y abocada al entretenimiento. Hay aventura, emoción, acción, humor, de todo, vamos, sin que la cosa decaiga sino todo lo contrario. Si van a verla en breve, les diría que no sigan leyendo para que la disfruten como yo, sin tener ni puta idea de qué iba la cosa.

Tras la advertencia, y si quieren saber más, el nudo de la cuestión, que se traza con gusto y sin prisas, es la existencia de un tipo con superpoderes, en concreto el control mental de las personas a través de su mirada. El tipo es un villano en toda regla y se dedica a cometer atracos sin dejar rastro hasta que un buen día se topa con un pobre infeliz que resulta ser inmune a sus poderes. A partir de ahí la cosa se dispara. Miren ustedes, los americanos llevan ya bastantes años rodando una y otra vez la misma película de superhéroes, lo del cine coreano es otra cosa que pone lo pone todo patas arriba porque deja espacio para la sorpresa, para la imaginación. También es cierto apuntar que la película tiene un referente bastante evidente, El Protegido, que era americana, sí, pero que también supo apartarse de contar una historia de superhombres apartándose del molde común.