29.5.07

EL SEÑOR DE LOS PINGÜINOS



Descubrí a Liniers el año pasado, por recomendación de Jordi Pastor, y me fascinó. En un formato tan complejo y repleto de ilustres precedentes como es la tira de historieta, llevaba unas pocas páginas de la primera entrega de su Macanudo (compilado por Reservoir Books de Mondadori) y ya me hábía reído con un par de tiras, entrando en un bucle muy personal. Básicamente, cuando un tebeo me hace reír (y no es fácil) entro en una especie de fase ausente en la que me voy a estar riendo con todos y cada uno de los chistes. Si interrumpo la lectura es posible que la magia no regrese, así que es importante exprimirla en el momento. Con el primer volumen disfruté de esa experiencia. Con el segundo no tanto, pero eso es culpa del estado de ánimo con el que afronté la lectura y que, de hecho, tampoco me impidió disfrutar de los otros dos elementos que apuntalan mi fascinación por Liniers: la poesía surrealista que destila y como rompe el formato de tira mil y una veces, como juega con su estructura. Es curioso como en algo tan sometido a sus propias reglas Liniers se mueve con absoluta libertad. Liniers anda por Barcelona (hoy a las 19:00 en la FNAC del Triangle) y luego Madrid. Cuando supe de su visita propuse que intentaran entrevistarle en Cabaret Elèctric, el programa de radio en el que colaboro los jueves hablando de tebeos. Y así fue ayer por la noche. Yo no estaba presente, pero tampoco es problema porque la gente del programa gusta de la narrativa gráfica y, en realidad, entrevistan mucho mejor que yo. Podeis descargar el audio de aquí.