2.11.12

CRÓNICAS DE SITGES 2012 (XXVIII): DERANGED


Nameless Gangster al margen, quizá sea este Sitges 2012 el que ha traído una representación coreana de menor nivel que la acostumbrada. La culpa no es del certament, claro, si no de los coreanos, que con tanta colleja se distraen y no siempre pueden estar haciendo peliculones. De hecho, por lo que sé, en realidad en Corea se hacen muchas películas malas pero a nosotros nos llega lo selecto. Deranged seria así un blockbuster entretenido, no lo negaremos, pero nada del otro mundo. Como coreana que es, es exagerada cosa mala, pero ese exceso le sienta bien y la acerca al delirio. La cosa va sobre unos gusanos parásitos que por misteriosas razones mutan para poder anidar en el cuerpo humano, cosa que genera una tremebunda infección en la que los enfermos sufren de hambre y sed hasta el delirio y la locura (finalmente escatológica y todo). El argumento se cruza también con la crítica a la industria farmacológica pero apoya demasiado su tensión en el tema familiar. Las escenas de apocalipsis urbano y la enajenación suicida de la masa humana  infectada también la dotan de cierta atmósfera muy de sociedad borderline zombificada. Aún así, como dije al principio, está entretenida pero poco más que eso.