15.10.12

CRÓNICAS DE SITGES 2012 (XVIII): FLYING SWORDS OF DRAGON GATE



Silencio en la sala. Todos en pié. Entra el gran Tsui Hark, miembro destacado y clave de la Nueva Ola del cine de Hong Kong de los 80s que estilizó los efectos de cable e introdujo pistolas y tiroteos que hoy son elementos icónicos del cine de acción mundial. Lo hizo como director, guionista o en labor de producción con el sello de su Film Workshop. A Hark lo tenía ya un poco por superado (el tiempo pasa factura) hasta que hace un par de años se sacó de la manga esa maravilla que es Detective Dee and the Mistery of the Phantom Flame. Así que entro con ganas y si bien el resultado no es comparable a la citada, sí ofrece el prometido espectáculo (y sentido de la maravilla) de chinos voladores. Remake de un viejo film del mismo Tsui Hark (New Dragon Gate Inn, 1992) que a su vez readaptaba un clásico del primer wuxia (Dragon Gate Inn; King Hu, 1967), quizá esté algo alargada en su duración pero a cambio ofrece uno de los mejores usos del 3D que he visto nunca (y que conste que he visto poco por lo antipático del sistema).