20.11.08

EL SEXO DE LOS SUPERHOMBRES: CONSECUENCIAS FÍSICAS Y SOCIALES

Hablar del sexo de los superhombres es como hablar del sexo de los ángeles, lo reconozco, aunque también es cierto que la pornografía descubre en ocasiones la existencia real de seres humanos que podrían recibir, en lo sexual, el calificativo de superhombre y supermujer. Por otro lado, existe otra variante del asunto que acude al humor grueso y al jojojó del friqui (el ejemplo clásico son las posibilidades sexuales del superhombre elástico). Más allá de esta observación, han llamado mi atención un par de viñetas en las que la sexualidad superhumana es protagonista, y desde dos perspectivas bien diferentes: la física y la social.


Contundente y dura, la imagen muestra a una prostituta comprobando y sufriendo el reciente encuentro sexual con un superhombre en The Boys, el brutal, polémico y gamberro tebeo de Garth Ennis y Darick Robertson, aquí editadio por Norma. El primer volumen me gustó tanto que no entiendo que hace el segundo guardando cola en la pila de pendientes.



Al lado de lo de Ennis cualquier cosa puede considerarse sutil. La viñeta de arriba pertenece al primer número de la muy recomendable etapa de Mark Millar y Brian Hitch en Los 4 Fantásticos (que acaba de comenzar su andadura española). En ella vemos a una mujer casada que comenta como la fidelidad matrimonial entraría en suspenso en el caso de un posible encuentro sexual con superhombres. Tiene todo el sentido del mundo (la erótica del poder, ya saben) y además supone una visión decadente de la sociedad que me gusta y, al mismo tiempo, sorprende si tenemos en cuenta que, teóricamente, la sociedad norteamericana actual sería menos proclive a estas cosas que la de los 70s. De hecho, intuyo que aquí Millar está haciendo una muy sutil referencia a La Tormenta de Hielo, la peli de Ang Lee en la que el libertinaje matrimonial y los 4 Fantásticos hacían acto de presencia.