10.1.07

THE AIP VISUAL EXPERIENCE (XXXI)

the cool and the crazy p
The Cool and the Crazy (William Witney, 1958)

Genuina pieza de explotación cincuentera a recuperar de inmediato (si alguien conoce de algún enlace, que lo comunique de inmediato). De entrada el cartel es tan hermoso como el título. Una jovencita por los suelos y un grupo de teenagers demostrando su sociabilidad a puñetazo limpio, por no hablar de la frase promocional: "Seven savage punks on a weekend binge of violence" (sí, en los 50s ya existía el punk). Pero seguramente el gran valor de la película es su carácter de exploit educacional contra las drogas, generosa en esa bizarra contradicción que supone decir que la marihuana te convierte en un adicto a la primera calada y te impulsa al crimen de inmediato al mismo tiempo que se describe al camello bachiller como un atractivo antihéroe protagonista. El productor, Elmer C. Rhoden Jr., era propietario de unas cuantas salas de pueblo de Kansas e intuyó que la espinilla teen iba a cambiar Hollywood, es decir, que lo de ir al cine era cosa de la juventud, así que como buen visionario echó mano al billetero y lo invirtió en tres películas que daban lo que pedían: esta, Daddy-'O' y otro clásico de la violencia juvenil: The Delinquents (la opera prima de Robert Altman, por cierto). Y recuerden: “You know what this is, Amy? This is dope! This is the stick! This is marijuana! And this is what killed Cookie!”.


El bonito mosaico con acceso a las entregas anteriores...