16.8.11

1977 - SITGES AÑO DIEZ

Sitges X - 1977_WEB

Sigo con el repaso a la historia del festival de cine fantástico y de terror de Sitges con la edición de 1977, la décima, luciendo pues uno de esos números redonditos que tanto gustan. El presidente del jurado fue uno de los grandes maestros del terror, Dario Argento, premiado el pasado año por Rojo oscuro, y viendo la selección de filmes (a cargo de Luís Gasca y Rafael Ibáñez), lo cierto es que no estuvo nada mal, repleto de títulos hoy bastante remarcables, pequeñas joyas de la serie bé y curiosas rarezas de género. Yo hubiera disfrutado bastante. Por otro lado, la retrospectiva se dedicó al cine fantástico mexicano.

Dario Argento en Sitges 1977

Antes de empezar, un par de detalles de contexto. El primero es político. En 1977 la Transición funciona a todo ritmo y, por fin, la democracia se instalaba en España, junto con la recuperada Generalitat de Catalunya y la cercanía de las primeras elecciones municipales. Las competencias culturales irán afectando al Festival de diversas formas; y una de ellas será la desconfianza de los políticos ante un festival de cine de terror, que ven como algo extravagante, de perfil bajo y escaso atractivo que, además, es herencia del antiguo régimen. A Sitges se le comienza a etiquetar esos años como certamen "facha", en parte porque nació como reclamo turístico y porque su estructura y funcionamiento durante esos años obedecía, como no podía ser de otro modo, a complicidad con las viejas Autoridades; en definitiva, al franquismo pop.

Así, Sitges 1977 se inauguraba con un sombrío anuncio por parte de su director Antonio Rafales: este podía ser el último año en que pudiera llevarse a cabo. No lo fue, pero el mal augurio seguiría presente año tras año durante casi una década y luego resucitando de vez en cuando. En la gala de clausura la variopinta prensa acreditada firmará y leerá un comunicado pidiendo su continuidad además de loar, con cierta desmesura, a su director. Pueden leerlo más abajo. En paralelo, Sitges comienza a despuntar internacionalmente a nivel de fándom, y buena prueba de ellos es, por ejemplo, el reportaje de tres páginas publicado en el número 23 del magazine Hammer’s Hall of Horror que también les dejo como documento anexo al final.


El otro elemento de interés es la total coincidencia en fechas con la veterana y ya desparecida Semana Internacional de Cine de Barcelona. Las crónicas periodísticas primaran a ésta y dejarán a Sitges un papel secundario. Estamos ante otra sombra que planeará sobre Sitges durante años. La Semana es un certamen serio dedicado al cine de autor y que aspira a rivalizar con San Sebastian, la sóla comparación con la cosa esa del terror que se hace en Sitges ofende. Ustedes me entienden. Cuando, años más tarde, la Semana desaparezca, crecerán las maniobras para que Sitges arrincone el género y asuma la responsabilidad de la Alta Cultura Cinéfila.

Jurado del X Festival de Cine Fantástico y de Terro de Sitges 1977

Palmarés

Reunido el Jurado Internacional del X FESTIVAL DE CINE FANTISTICO Y DE TERROR, celebrado en la villa de Sitges del 1 al 8 de Octubre de 1977 y compuesto por los señores:
Presidente:
Sr. Dario Argento de Italia
Vocales:
Sr Denis Gifford de Inglaterra
Sr Horacio Cabral de Argentina
Sr Antonio Sola de España
Sr Joaquim Coll Espona de España
actuando de secretario D Pere Serramalera Cosp, han acordado el siguiente PALMARES:

CLAVEL MEDALLA DE ORO al mejor realizador de largometrajes a Mr. Dan Curtis por su dirección en el filme Burnt Offerings de Estados Unidos.


CLAVEL MEDALLA DE PLATA al mejor actor a Mr Burgess Meredith en reconocimiento por su trabajo artístico consagrado al Séptimo Arte y en los filmes The Sentinel y Burnt Offerings.

CLAVEL MEDALLA DE PLATA a la mejor actriz a Miss Karen Black por su interpretación del papel de "Marianne" en el filme Burnt offerings.

CLAVEL MEDALLA DE PLATA al mejor guión a Mr David Cronenberg por su filme Rabid del Canadá.


CLAVEL MEDALLA De PLATA a la mejor fotografiá a Phillipe Theaudiere por su trabajo en el filme Les wekkends malefiques du comte Zároff de Francia.

CLAVEL MEDALLA DE PLATA a los mejores efectos especiales a Mr Al Griswol por su trabajo en el filme Rabid del Canadá

CLAVEL MEDALLA DE PLATA al mejor realizador de cortometrajes a Mr Bogden Zizic de Yugoslavia por su filme Putovanje.

Asimismo el Jurado acordó dar las siguientes menciones especiales:

al director español Sr Manuel Esteba Gallego por su filme Espectro por lo que significa el contenido espiritual de la esperanza de una nueva vida.

Al director polaco M Piotr Szulkin por la bella realización de su fijme Oczy Uroczne.

Y a la cinematografia mejicana por su contribución a la historia del cinema fantastico y de terror
Y para que así conste, por unanimidad lo firman en Sitges a ocho de Octubre de mil novecientos setenta y siete.
Nota Ausente: el cortometraje yugoslavo Puntovanje ya se había pasado en 1976 (?). También me hace gracia que el premio a la fotografía siempre recaiga en alguna propuesta europea.

Acta del Jurado de la Crítica Internacional
Reunido en la villa de Sitges el Jurado de la Critica Internacional del X, compuesto por los críticos Mrs. Maria Oleksiewicz, de Weekly Magazine Film" (Polonia), como Presidente; Mrs. Naorie Bilbow, de Screen Intcrnational (Inglaterra); M. Alain Petit, de Cine Fantastic" (Francia); D. Joaquín Lopez Español, de El Mundo Deportivo (España); D. Rafael Capilla, de Marca (España) y actuando como Secretario con voz, pero sin voto, D. Fernando Montejano, han acordado dictaminar, según las bases del reglamento, otorgar el

PREMIO DE LA CRÍTICA A LA MEJOR PELICULA al filme de Wes Craven The Hills have eyes (Estados Unidos).

Nota Ausente: que la crítica premiera Las colinas tienen ojos me tiene, aún, boquiabierto.

Así mismo, deciden conceder Menciones Especiales a los siguientes filmes:
Burnt Offerings, de Dan Curtis (Estados Unidos) por el buen desarrollo del tema, la perfecta graduación del suspense con escasa violencia y la eficacia de los efectos especiales y The Sentinel, de Michael Winner (Estados Unidos) por su calidad técnica e interpretativa.


Como documentos, les dejo algunas crónicas diversas. La Vanguardia reduce su cobertura, por ejemplo (por lo dicho antes de la coincidencia con la Semana de Barcelona), pero a cambio tenemos la publicada en El Mundo Deportivo (qué cosas, un diario de deportes hablando de cine de género, resulta bello pero es un síntoma). Por desgracia, ya no hubo reportaje en Nueva Dimensión ni en los cómics de terror de la Warren. En la anterior entrega pudieron leer la dura crónica de Carlo Fabretti para estas revistas y que se publicó también en Nuevo Fotogramas. Pues bien, tuvo sus consecuencias y pudieron leerse en Nuevo Fotogramas núm 1514 (Octubre de 1977).
A este festival no se ha querido invitar a Nuevo Fotogramas. Al parecer daba miedo la probable crónica de Carlo Fabretti, quien -en papel oficial del certamen- recibió anónimos piropos. Pero bueno. Ni nosotros ni nadie se pierde nada y Sitges es uno de esos festivales que subsisten sin pena ni gloria local. Digamos que el jurado presidido por Dario Argento quiso dejar desierto el palmarés porque no había ningún film particularmente mencionable. Pero el reglamento obliga y se dieron galardones. El primer premio fue para la norteamericana Holocausto. Burgess Meredith tuvo premio al mejor actor (por la citada cinta). En el acta del jurado se hace constar el deseo de que las entidades catalanas y el Gobierno central «realicen el esfuerzo preciso para que esta manifestación cinematográfica, que ha llevado el nombre de Sitges y de España por el mundo entero, pueda seguir celebrándose».

Nota ausente: el título de Holocausto, que aparece citado en diversas crónicas, era el que la distribuidora anunció como título en España de Burnt Offerings. Al final se estrenó como Pesadilla diabólica.

En términos de contexto sociopolítico, este artículo de Rafael de Ravena publicado en Mundo Diario el 11 de octubre de 1977 resulta muy interesante:

CAMBIAR LAS ESTRUCTURAS

Terminó Sitges entre aplausos, menos aplausos y silbidos. En general, los premios se apreciaron justos. Lógicamente, ya que había cuatro películas con parecidos méritos, y aspiraciones. De todas formas, la cinematografía mejicana debió arañar algo con su Alucarda, no sólo un reconocimiento genérico por su aportación al género.

Terminó Sitges con una incógnita: ¿Habrá Terror-78? Me dicen que hay tres festivales seguidos en este hermoso pueblo: jazz, cine de terror y, ahora, el de teatro. Es demasiado. Se murmura que el alcalde ama el jazz y el teatro, y detesta el cine. Me han asegurado que el presupuesto del festival de jazz alcanzó los trece millones, mientras que la asignación de la Alcaldía para el de terror era de medio millón. Las cifras son elocuentes. Con este dinero, más el que da el Ministerio de Cultura -que acostumbra a doblar la asignación alcaldesa- y algún pico más no es posible montar un festival.

Pero ocurren más cosas. El esfuerzo realizado por sus promotores no alcanza un reflejo hondo en el pueblo. Con ocultar esto no se gana nada. La gente no participa activamente en su festival. No quisiera haberlo dicho, pero ya está escrito. Ni cazadores de autógrafos, ni admiradores, ni esa corriente eléctrica que se establece -en San Sebastián, por ejemplo- entre la gente y su festival.
Sitges se merece una conexión más honda. E independientemente de que el terror sea una de las debilidades de este informador, hay que reconocer que, en estas condiciones, no tiene razón de ser el festival. Hay que cambiar muchas cosas. Algunos creen que con las municipales se arreglará todo. Ojalá.

Porque Sitges bien se merece no uno, sino cuarenta viajes.



Con sangre, fuego y brujas
Se inaugura el X Festival de Cine Fantástico y de Terror de Sitges
La Vanguardia, 4 de octubre de 1977

Fiel a su cita con los primeros días del otoño, tan brillantes que dan un adecuado contraste a la tradicional tenebrosidad del género, el pasado sábado fue inaugurad en Sitges su X Festival Internacional de Cine Fantástico y de Terror.
El certamen, en sus diversas secciones, competitiva, informativa, retrospectiva y Mercado del Film, ofrecerá medio centenar de títulos, procedente de quince países, y entre los que figuran algunos títulos que ya han conquistado el favor del público en sus países de origen.
Se inició el certamen, en la noche del sábado, con una película norteamericana, Death tramp, de la que es autor Tobe Hooper, autor de La matanza de Texas, y en la que los cadáveres abundaron, utilizando formas bastante tenebrosas y sangrientas de matar, aunque el destino final era siempre un enorme cocodrilo eficaz colaborador del cerebro criminal de la película.
Un filme muy enquistado en los términos más rotundos del género, que gustó hasta cierto punto, y en el que toman parte veteranos del cine americano, como Mel Ferrer, Stuart Whitman y Neville Brand, que da muy bien el tipo de psicópata que se le confió. (Nota ausente: estrenada en España como Trampa mortal, su título internacional acabó siendo Eaten Alive)

La jornada dominical, abundante en novedades, estuvo prácticamente consagrada a Méjico, ya que con excepción de Scream and die, una película británica, firmada por el español José R. Larraz, y que estaba más cerca del género policiaco que el de terror, el resto del programa lo formaban películas realizadas en Méjico.

Nota ausente: Scream and die, una de las producciones británicas de Larraz, se estrenó en España con el bizarro título de Violación y...?; en EEUU se distribuyó con el enésimo bautizo exploit en pos del éxito de La última casa a la izquierda (The Last House on the Left).



Por la mañana, una película de dibujos, Los tres reyes magos, presentada en una sesión a beneficio de la UNESCO en la primera sesión de tarde y dentro de la retrospectiva, la reposición de Ensayo de un crimen o La vida criminal de Archibaldo de la Cruz, de Luis Buñuel, y por la noche, dentro de la sección competitiva, Alucarda, el filme de Carlos López Moctezuma que interpretan Claudio Brook, Tina Romero, Susana Kamini y David Silva. Alucarda es una rara combinación de clásicos dentro del género terrorífico, construida con un barroquismo visual, y apoyada por unas referencias sexuales notables.


Aun cuando resulta un tanto reiterativo en su primera parte el filme ofrece una escalada de horror, que va a culminar en una larga secuencia final, emotiva por encima de la utilización de efectos especiales. Película interesante, por su exposición y su contenido, pero en especial por la carga intelectual y de conocimiento cinematográfico que demuestra López Moctezuma —.
C. P.



De nuevo el cine canadiense impone su ley
La Vanguardia, 5 de octubre de 2011

Al entrar en su tercera jornada, el certamen cinematográfico de Sitges ha dado un salto arriba en la calidad, en especial por la aportación de la primera película canadiense incluida en el programa.
Desde hace varios años, y precisamente a través de su presencia en Sitges, el cine de terror y tensión que se produce en Canadá demuestra, por encima de unas condiciones de calidad técnica notable, una originalidad de planteamiento que en determinados momentos puede llegar a renovar por completo un género que parecía tener limitados sus campos de acción.
Rabid, de David Cronenberg, autor de Parasite murders, galardonada hace dos años, entra en ese campo de la renovación de estructuras y consigue mantener la tensión del público, que en algunos momentos de la proyección y al final de la misma, se mostró generoso con los aplausos. La originalidad del planteamiento y el desarrollo de la acción fueron elementos decisivos en el éxito alcanzado.

Los comentarios unánimemente favorables, insisten asimismo en citar el otro título que Canadá presenta a concurso como uno de los posibles máximos candidatos al titulo, ya que hasta ahora Cathy’s curse ha conseguido comentarios críticos impresionantes en Canadá, Estados Unidos, en Francia, donde el filme ya se ha estrenado.


El programa de esta tercera jornada se completó con Señor, es usted viuda, de Yugoslavia, dentro de la sección informativa, y a concurso El inquisidor, una coproducción de Argentina y Perú, con dirección de Bernardo Arias y métodos clásicos para conseguir la sensación de terror que se busca a partir de una temática muy utilizada hasta ahora incluso en nuestros lares, la de las torturas de la Inquisición.


De cualquier manera, el salto adelante conseguido por el certamen, se ha registrado también en el ambiente, donde se mira al futuro con menos pesimismo del registrado en las dos primeras jornadas, a raíz de que los periodistas invitados recibieron una carta del director del festival, anunciando la posible desaparición del certamen sitgetano a causa de los problemas económicos del mismo.
Sería una lástima que se consumara este final, precisamente en que Sitges terror cumple su primera mayoría de edad, los diez años. Esperemos que con las ayudas que hagan falta, el certamen pueda continuar en el futuro su andadura. — C. P.




El certamen entra en su recta final
La Vanguardia, 8 de octubre de 1977

Cuando se entra en la recta final de la décima edición del Festival Internacional de Cine Fantástico y de Terror, parece que será en definitiva el cine canadiense el que conseguirá convencer con más rotundidad.



Las películas norteamericanas vistas en los últimos días, Holocausto y Las colinas tienen ojos, de temas bien diferentes, tienen en común la buena caligrafía de sus realizadores, pero sin embargo no consiguen llevar a sus últimas consecuencias el contenido narrativo que nos brinda. Aunque en este aspecto es más lamentable el primero de los films citados, ya que se basa en una excelente e inquietante novela, que hubiera podido alcanzar igual calidad en el cine.

El eurotrash Les week-ends maléfiques du comte Zaroff es más conocida como Seven Women for Satan

Por parte francesa, ese fin de semana del Conde Zaroff que también hemos podido contemplar, tiene bastante más de erotismo superficial que de auténtico terror, aunque es evidente que divierte su contenido y desarrollo.


En cuanto a El último tren de la noche, que representa a Italia en su nivel competitivo, tuvo una buena acogida durante la mayor parte de su desarrollo, pero cayó al final en errores de demasiado bulto para que el público los aceptare con complacencia.

De ahí que debamos insistir en que Canadá lleva hasta ahora la mayor parte de los poderes, puesto que junto a Rabid, que ya habíamos comentado favorablemente, hay que situar ahora Cathy’s Curse, una película acaso no demasiado original en su idea central, pero con efectos muy impresionantes, que pusieron el corazón en un puño a los espectadoras de la sesión de tarde.
En consecuencia, Canadá hace honor a su condición de favorito, demostrada en ediciones anteriores, a reserva de lo que decida en definitiva el jurado. — C. P.




TRIUNFO DE LA CINEMATOGRAFIA NORTEAMERICANA
El mundo deportivo, 14 de octubre de 1977

Contra viento y marsa y solo gracias a la tenacidad de su director don Antonio Rafales se acaba de celebrar con éxito el X Festival Internacional de Cine Fantástico y de Terror de Sitges, que en esta edición ha alcanzado además un elevado nivel medio en el cerca de medio centenar de títulos que entre las secciones competitiva, informativa, retrospectiva y del mercado del filme que integran el certamen, se han proyectado.

Más de quince países han concurrido al Festival, que se inició con la presentación de la película norteamericana Death trap del director Tobe Hooper, autor de La matanza de Texas ya exhibida comercialmente. A esta misma nacionalidad pertenecen también los filmes más destacados del certamen y que como después se verá fueron los que coparon los máximos galardones, como Burnt offerings (Holocausto), The hills have eyes (Las colinas tienen ojos), The giant spider invasion (La invasión de las atañas gigantes) y The sentinel.


Además en la sección informativa se proyectaron igualmente Mansion of the doomed (La mansión de los predestinados) y Crash.

Importante ha sido también la participación canadiense, más que por el número de películas por la calidad técnica de las mismas: The parasite murders, galardonado hace dos años en este mismo certamen (sic: parece que en maqueta se comieron una frase), y Cathy’s curse que ofrece bastantes puntos de contacto en su temática con El exorcista.


La jornada dominical estuvo dedicada casi por completo a Méjico ya que con la excepción de la película británica dirigida por el español José L. Larraz (el realizador de El mirón) Scream and die, el programa estuvo integrado por cintas aztecas Ensayo de un crimen o la vida criminal de Archivaldo de la Cruz, de Luis Buñuel, Fando y Lis, de Alejandro Jodorowsky (retrospectivas) y el estreno Alucarda, de Carlos López Moctezuma, filme no demasiado logrado y lindante con el grand guignol pero que cuenta con escenas terroríficas de excelente impacto en las que se utilizan a la perfección los efectos especiales.


Gran Bretaña completó su aportación con The house on straw hill, más cerca del género policiaco que del terror y con una fuerte carga erótica. Checoslovaquia presentó Señor es usted viuda; Yugoslavia Le recempteur (informativa); Alemania el documental Viaje al mundo de lo desconocido, ya premiada en el Festival de Bolzano como Burnt offerings lo había sido en el de Amberes pero por ser certámenes no reconocidos por la Federación Internacional no constituía obstáculo para competir en este Festival de Sitges; Francia, Les wekkends malefiques du comte Zároff y Tendre Drácula (informativa); Argentina-Perú la coproducción El inquisidor; Italia, L’último treno Della notte (sobre el problema del gamberrismo criminal); y España el filme de terror ficción original de Manuel Esteban Gallego Espectro, protagonizado por Eduardo Fajardo, Daniel Martín, lnka María y Julián Ugarte.

Espectro se estrenó en salas como Más Allá del Fin del mundo

En el momento de la entrega de trofeos y galardones y ante las dificultades económicas por la que ha atravesado la presente edición del Festival Cinematográfico de Sitges, todos los críticos acreditados en el mismo dieron lectura a un comunicado en el que se solicitaron a las autoridades y organismos españoles la protección necesaria para hacer posible la continuación de este acreditado certamen que fue el primero que se instituyó en el mundo en tornó a este género fílmico y que continúa siendo el más importante y de mayor resonancia.
- J. L. ESPAÑOL

Comunicado de la prensa acreditada

Los representantes de los medios informativos nacionales y extranjeros presentes en la villa de Sitges con motivo de la celebración de su X FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE FANTASTICO Y DE TERROR, conscientes de las dificultades que ha tenido que superar la presente edición en el orden económico y contemplado el espíritu que preside la organización de este Certamen y el entusiasmo de los hombres que la integran y sabedores de que si no se resuelven tales dificultades en un inmediato futuro posiblemente el Festival no volvería a tener lugar, desean hacer público el siguiente comunicado:

PRIMERO.- Que el Festival Cinematográfico de Sitges está alcanzando cotas a nivel mundial tan importantes que seria un error, por parte de las autoridades españolas, si le relegase una protección tan necesaria como imprescindible.
SEGUNDO.- Expresamos nuestro más firme voto para que las entidades culturales del país y de la región catalana realicen el esfuerzo preciso para que esta manifestación cinematográfica que ha llevado el nombre de Sitges por el mundo entero pueda seguir celebrándose.
TERCERO.- Deseamos rendir un sincero homenaje de gratitud al hombre que ha capitaneado con denuedo y tesón la nave festivalera, hasta conseguir la brillante singladura de su décima edición.
CUARTO.- En consecuencia, hacemos objeto de este merecido homenaje a don Antonio Ráfales Gil, director del Festival, entregándole un modesto trofeo que posee el más alto valor espiritual: el que troquela la amistad entre los hombres de buena voluntad.

Así lo hacemos y así lo declaramos en Sitges, a ocho de octubre de mil novecientos setenta y siete. Firman el comunicado 39 periodistas acreditados.



Películas programadas en la retrospectiva dedicada al fantástico mexicano:

Fando y Lis (Alejandro Jodorowsky, 1968)

El espejo de la bruja (Chano Ureta, 1960)

El fantasma del convento (Fernando de Fuentes, 1934)
El vampiro (Fernando Méndez, 1957)
Ensayo de un crimen (Luís Buñuel, 1955)

Algunas de las películas programadas casi no tuvieron mención en las crónicas de prensa. No está de más prestarloes algo de atención visual.


Programada en la sección informativa como Le recempteur (Kristo Papic, 1975), la yugoslava Izbavitelj (también conocida como La nuit de la metamorphose) tiene una pinta curiosa y venía de ganar el Festival de Triestre y Paris 1980.



Carteles italianos de dos de las películas que acudían a la explotación de La última casa a la izquierda en su distribución estadounidense. Arriba, Scream and die de Larraz y abajo The house on straw hill.



En Sitges pudo verse una tercera, la italiana L'ultimo treno della notte (Aldo Lado, 1975), que en EEUU se estrenó como The New House on the Left. En España se fue al grano: Violación en el último tren de la noche.


The Meatcleaver Massacre (Evan Lee, 1977) también pudo verse en Sitges, pero ninguna de las crónicas la cita.

Lo mismo sucede con Death Game (Peter Traynor, 1976)


Programada como Viaje al mundo de lo desconocido, Reise ins Jenseits (Rolf Olsen, 1975) se acabó estrenando en España como El poder de la parapsicología y, además, clasificada S. Siempr ehe tenido curiosidad por verla. Denis Gifford, miembro del jurado, comenta en su crónica que es una cosa muy aburrida y que cuando se acabó el pase descubrió que el resto de miembros del jurado se había largado por patas a media proyección.



Otra de las cintas con escasa repercusión parece ser Tendre Dracula (Pierre Grunsten, 1974), también conocida como La Grande Trouille, y eso que suponía ver a Peter Cushing en el papel de Conde Dracula, toda una curiosidad.

Y, para acabar, el extenso reportaje del especialista, y miembro del jurado de ese año, Denis Gifford publicado en el número 23 del magazine Hammer’s Hall of Horror. Tres páginas que se completaban con una extensa entrevista a Dario Argento, que acababa de estrenar una de sus obras maestras (Suspiria) y se disponía a viajar a los EEUU para ejercer las tareas de producción de otro clásico (el Zombi de Romero). No me pidan que les traduzca el texto, sería excesivo, pero su lectura es bastante simpática por lo que tiene de relato de guiri de vacaciones truncadas por el duro trabajo de formar parte de un Jurado cinematográfico.



Entregas de esta serie:

1967 - Sitges Año Cero
1968 - Sitges Año Uno
1969 - Sitges Año Dos
1970 - Sitges Año Tres
1971 - Sitges Año Cuatro
1972 - Sitges Año Cinco
1973 - Sitges Año Seis
1974 - Sitges Año Siete

1975 - Sitges Año Ocho
1976 - Sitges Año Nueve

8 comentarios:

Uruloki dijo...

<span>Ese año nací yo... un año interesante
</span>

Dr.Max dijo...

<span>Definitivamente Mouriño es el Anticristo. Ya veremos que pasa esta noche. Hoy he visto en la 6ª3 el documental "Cuendo eramos Reyes" sobre Muhamad Aliy su legendaria pelea contra Foreman en Africa. Pedazo documento historico.
</span>
http://www.cine.lasexta.com/pelicula/cine__cuando_eramos_reyes/14093

Ferran dijo...

Y yo :)

Ritrola dijo...

Intereante entrada. Oye soy nuevo aquí , y me encanta tu blog. pasare seguido.

saludos.

ritrola.blogspot.com

Lee dijo...

<span>Curioso lo poco que le gusto a Denis Gifford el pa amb tomaca y la crema catalana, los ingleses son unos auténticos cachondos, muy divertidos, como se nota que el adjetivo funny en Gran Bretanya es visto como algo posítivo, y no como frívolo.
</span>

pabloprofe dijo...

Hola, dejo un enlace sobre la película "El inquisidor de Lima" que tiene una historia muy particular. Un abrazo. http://www.cinefania.com/terroruniversal/index.php?id=106

Ausente66 dijo...

Muchas gracias, es muy interesante. En cuanto pueda incorporo el enlace al texto.

jorge lavalle dijo...

que tal alguien sabe donde puedo ver esa pelicula que viene en esta pagina que se llama el poder de la parapsicologia